viernes, abril 11, 2008

Raúl Santana. Sobre el arte de Miguel Ronsino

Sus obras siguen siendo un perpetuo desborde donde sus abigarradas y caóticas visiones de la naturaleza adquieren un carácter simbólico, apenas contenido por la superficie del cuadro. No estamos ante serenos encuentros con el paisaje –aquellos que tantas veces han celebrado los artistas- sino ante selváticos laberintos que se erigen entre cielos premonitorios y la opacidad y negrura de la tierra con mutaciones e hibridaciones como cifras o señales de lo "ominoso"...