jueves, mayo 08, 2008

FESTIVAL ESPACIOS COMUNES

Espacios Comunes es un proyecto gestado por y para Argentina y Chile, con el fin primero de promover el encuentro cultural entre ambos países y divulgar el trabajo realizado por compañías de estas naciones, además de textos iberoamericanos de diversas poéticas y estilos.

El festival tiene como propuesta eje abordar textos de dramaturgos extranjeros y apropiarlos desde una teatralidad local, y se realiza gracias al aporte del Fondo Iberoamericano de Ayuda Iberescena, que designó al proyecto, presentado por las directoras Luisa Ballentine y Lucila Piffer, como uno de sus ganadores en la versión 2008.

Dos elencos chilenos están a cargo del montaje de dos reconocidas piezas del teatro nacional argentino, “Los Albornoz. Delicias de una familia argentina”, de la Banda Teatral Los Macocos, y “Saverio el cruel”, de Roberto Arlt, montadas por las compañías La Factoría, dirigida por Marcos Belmar, y La Vieja Fresia, al mando de Javier Ibarra, respectivamente.

Asimismo, Sebastián Ricci y Carlos Ianni, argentinos, presentan “El Desvarío” de Jorge Díaz y “Monogamia”, de Marco Antonio de la Parra, como contrapropuesta; a la vez que Pablo Krögh mostrará, por primera vez en Buenos Aires, la premiada “El Quijote no existe”, también de Jorge Díaz. Lo propio harán los directores Armando Saire y Leonardo Odierna, con el montaje “Bengala”, pieza destacada por la crítica argentina que llegará en forma exclusiva a Chile gracias a Espacios Comunes.

Además de ahondar en la apropiación de textos argentinos y chilenos intercambiados por las compañías, otros grupos independientes en cada país presentarán una propuesta escénica sobre un texto iberoamericano seleccionado para ser estrenado en el marco de Espacios Comunes.

Argentina trae a Ezequiel Molina (“Dos pasos de paz, dos pasos de guerra”, de Reynaldo Disla, República Dominicana) y Solana Landaburu (“Pony, nunca te he negado una lágrima”, de Gustavo Ott, Venezuela).

A su vez, Chile propone como directores representantes del circuito emergente a Marjorie Ávalos (“Mujeres de arena”, de Humberto Robles, México) y Margarita Santa María (“Dos para el camino”, de César de María).

Las obras, que se presentarán en el marco de Espacios Comunes, no sólo tendrán funciones regulares en teatros de Argentina y Chile, sino que también abrirán sus ensayos a estudiantes y grupos de sectores marginados para darles la posibilidad de conocer su trabajo y presenciar charlas con los distintos teatristas involucrados.

Paralelo a ello se realizarán actividades de extensión como talleres y conferencias, todas abiertas a público.

Espacios Comunes es un lugar de reflexión sobre el teatro en Iberoamérica y, sobre todo, un punto de encuentro para la convivencia de los distintos lenguajes escénicos de Argentina y Chile.