lunes, septiembre 22, 2008

Carlos Barbarito. Los amantes no duran; pero...


Alejandro Puga, collage (THE BLACK MAGICIAN'S Box)



Los amantes no duran; pero
persisten, suspendidos, atados con hilos
a los cuernos de la Luna. No
hay casa capaz de contenerlos,
de contener lo que emana de sus uñas,
aunque la casa esté plantada en el océano,
se extienda desde Tailandia hasta Abisinia.
Uno se cierne sobre el otro,
con dulce crueldad de dios recién creado,
que todavía ignora que es un dios
y cree tener un cuerpo y en el cuerpo, un deseo.
No duran; duran lo que el relámpago,
son esbozos que no terminan en grabado,
en pintura, a los que más temprano
que tarde borra la brisa, una gota;
sin embargo es por ellos, no por el aire
o el agua, que maduran
y se abren desde el centro
hacia la cáscara, en lo profundo
y secreto, las semillas.