lunes, septiembre 22, 2008

Carlos Barbarito. Una vez fue ella extendida a mis ojos de espía...

Una vez fue ella extendida a mis ojos de espía
sobre el lado claro del tiempo;
allí derramé algunas gotas
que creí diluvio, y era mínima porción, líquido escaso;
sin embargo hubo de ella migas de pan
desde un cuerno, sabor de algas
salvadas del naufragio, leve y suave maleza;
entonces, sobre el lado claro del tiempo,
más tarde, reposo, más temprano,
la gloria desde la estrella hasta la pulga,
un viaje a lomo de anhelo,
sin bridas ni montura.

2 Comments:

Anonymous Sebastián said...

El antepenúltimo es uno de los mejores versos que he leído en mucho tiempo.

7:20 p. m.  
Blogger Silvia Aquiles said...

Se me antoja vivir siempre en el lado claro del Tiempo,ahora que el poeta lo nombra,pero.....

8:52 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home