domingo, febrero 14, 2010

Carlos Barbarito. Hay un ladrido que no termina…

Hay un ladrido que no termina.
Un ladrido para que en la noche se haga de día.
El ladrido antes de las llamas,
para recordarnos, a todos,
que no hay vidas pequeñas
ni muertes pequeñas. Cuerpo
peludo terminado en garras
y en ojos con franca, simple dulzura:
¿quién raspará la puerta
para pedir el hueso, más agua en el plato?

Ahora es cenizas, será algún día carne otra vez.


(13 y 14 de febrero, 2010)

4 Comments:

Anonymous Recoleta said...

Un saludo Barbarito!

11:44 p. m.  
Blogger Pedro Merino said...

Hola, Carlos, fue usted el que me envió el poema EL PEZ AL NADAR MIGRA ? Saludos...

5:30 p. m.  
Blogger Carlos Barbarito said...

Hola Padro. Sí, fui yo. Un abrazo.

6:03 p. m.  
Blogger Carlos Barbarito said...

A Recoleta, gracias.

6:04 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home