sábado, enero 28, 2012

Carlos Barbarito. Ya no están, pasaron, quedaron atrás, muy lejos...




Ya no están, pasaron, quedaron atrás, muy lejos.

El primer relámpago y el primer trueno,  la primera  lluvia.

Aquel ejemplar de Alicia, con sello en tinta negra

y una tarjeta con una fecha subrayada, perentoria.

María Callas, antes del dolor punzante en el costado,

de la tardía ayuda, de la urna robada, del Egeo.

Mi certeza de que moriría joven, más joven aun que Keats.

Mis ojos, antes de que conocieran el mar.

Mi madre y yo, una noche, debajo del cielo de las Acuáridas.