sábado, enero 07, 2012

Una problemática descripción


Leonor Fini por George Platt Lynes

A Leonor Fini



          ¿Cómo es esa mujer? Un ascenso de humo desde un animal puro en sacrificio, extendido sobre una piedra blanca. No es así. Es una dulce mordedura en el tobillo, cuando se está descalzo sobre la hierba. No. Es un pasaje de Saint John-Perse leído en un cuarto con ventana al mar y en el mar, delfines. No, no. No es así. Es pan cortado, en una bandeja, para ser servido a comensales en el claro de un bosque. No y no. Es apaciguamiento luego del enojo, plácido sueño al cabo de la aventura. Pero no. Es isla rocosa en su costa y en medio hierba como algodón. Tal vez, Sirio en una medianoche de verano.  No. Es esponjoso fondo oceánico. O un relámpago. O un cereal que se mece con la brisa. No, así no es ella. ¿Un jardín, un ave que trina desde una azotea, una tormenta a tiempo, antes de la sequía?

          ¿Cómo es ella?